Filosofía de la ciencia y anarquismo

3 11 2008

He visitado la conferencia sobre Filosofía de la Ciencia y Anarquismo que estaba programada dentro del marco del otoño libertario que organiza Cnt. Iker Dobarro, ecólogo investigador que trabaja en la Universidad Autónoma de Madrid, ha expuesto muy ordenadamente y de manera bastante clara diversos aspectos para situar el momento actual de la ciencia.

Ha comenzado por plantear una interesante teoría entre lo que él denomina dimensión real de la ciencia, la protagonizada por los poderes fácticos Estado-Oligarquía que maneja su investigación y desarrollo, y la dimensión virtual, en la que sitúa los conocimientos científicos que se filtran a la sociedad para que esta sienta una ciencia como propia cuando hace tiempo que le fue robada en beneficio de unos pocos.

Posteriormente ha hecho un recorrido muy divulgativo por una serie de hitos que considera claves en la filosofía de la ciencia; El círculo de Viena y su intento de una epistemología regularizada, con Wittgenstein y la filosofía analítica como base. La teoría de la falsación de Popper, expuesta en su Lógica de la investigación científica, heredera de las ideas del circulo de Viena tras su disolución en 1936 en pleno avance del fascismo. La teoría de la inconmensurabilidad de Kuhn y su teoría de las revoluciones científicas, que rompen con la lógica anterior para apostar por las implicaciones que tiene la sociología en la ruptura de paradigmas científicos, y con ellos no solo una sustitución de paradigmas sino toda una nueva oleada de investigaciones basadas en la nueva teoría. Y por último y ya en 1975, las teorías de Paul Feyerabend en El tratado contra el método sobre el “anarquismo epistemológico” que apuestan por un avance científico basado en principios que pueden parecer irracionales, incluso absurdos (tal y como se tomaron en su momento avances que hoy tomamos como paradigmas), que pueden desembocar en verdaderos descubrimientos.

Hecho este repaso a la historia de la filosofía de la ciencia y con el tiempo agotándose ha presentado las teorías de Bakunin y Kropotkin sobre la ciencia. El primero, que expone sus ideas en Dios y el Estado, creía en la necesidad de organizar grupos de sabios o de personas tomadas como autoridades, no impuestas, que trabajasen en la ciencia y el trabajo cognitivo y pusiesen a disposición de la sociedad sus conocimientos. En cambio Kropotkin, en La Ciencia en una Sociedad Libre, contradice los grupos que proponía Bakunin para proponer una organización popular y colectiva del desarrollo de la ciencia con una implicación directa por parte de la sociedad.

Puesta sobre la mesa la idea del paradigma tan ficticio como efímero se ha lanzado el debate.

Sinceramente, surgiendo esta actividad desde una organización anarquista me esperaba un fuerte debate sobre primitivismo, tecnofobias y tecnofilias. No ha sido así. Se ha hablado de manera agradable sobre como es la investigación actual, como nos gustaría que fuese y de los vínculos entre filosofía y ciencia. En definitiva se ha hablado bastante de ciencia, menos de filosofía y nada, o casi nada, de anarquismo. Es difícil plantear alternativas desde un punto de vista libertario al modelo actual de la ciencia, porque su estado parece tan degradado y cínico que es complicado extraer situaciones coherentes válidas para una organización social ajena a los modelos de mercado y producción que hoy rigen.

Pero esos modelos marcan hoy por hoy la pauta de investigación y divulgación tanto de la ciencia como de la filosofía. Entonces, ¿qué podemos esperar si nos vemos avocados a un mercado que utilizará nuestras ganas de conocimiento e investigación con fines lucrativos, y a menudo de dudosa moralidad, de los que renegamos?

Anuncios

Acciones

Information

One response

4 11 2008
Anna Karina

Comentaré brevemente como funciona la investigación en Biología,y posiblemente en otras ciencias experimentales.
Las investigaciones necesitan financiarse externamente,ya sea público o privado.
Se necesita mucho dinero porque el material es carísimo.
El proyecto que se presenta debe ser aprobado,esto es,en algún punto tiene que interesar y no siempre interesan según que cosas.Un ejemplo
Se quiere investigar el desarrollo embrionario en saltamontes,pero los insectos no convencen.Se plantea entonces otra linea de investigación alternativa,un mamífero,con mucho más tirón a la hora de recibir financiación y,con el dinero obtenido con esa segunda linea,la mayoría de las veces emprendida sólo por el dinero,se puede continuar la que realmente interesa al investigador.
Es una pérdida de tiempo y un claro ejemplo de que la ciencia avanza por utilidad y mercado.
Imagino que mucho del ingenio de los investigadores se invierte en estos temas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: